Charco el tambor:
Se le conoce con este nombre debido a su forma, es una gran piscina natural de aguas profundas y mansas, enclavado en medio de grandes rocas y peñascos. 
Es un lugar mágico,
tranquilo y para algunos misterioso, ya que alrededor de él se han tejido algunas leyendas e historias relatadas por la tradición oral de algunos abuelos quienes cuentan que allí solía salir la madre de agua, una ninfa encantada que perseguía a los jóvenes que se aventuraban por aquellos parajes. Así mismo se cuentan historias sobre un gran pez (Mojarra) que nunca se dejaba atrapar, parecía como si jugara con los pescadores que frecuentaban este lugar.
En la actualidad es visitado por familias que buscan tranquilidad, un buen baño y preparar un buen sancocho de gallina. Es un ambiente tranquilo, arrullado por los cantos de los pájaros y el ruido del agua al bajar por una cascada cercana.
el tambor
 
 
 
 
 
 
dejar rmensajes 250